La rotura del abrazo

Trece os preso. Ya tiene cinco décadas y cinco años y apenas ha podido abrazar a su hija más pequeña. Su hija mayor ha crecido también sin su abrazo. Los brazos le duelen de ansiar tanto esos estrechones de alma con sus pequeñas. Las manos le duelen de no estrechar a su esposa. El dolor le ha ganado un tercio de las neuronas, pero la esperanza cubre el resto del pensamiento.

Lo inaudito ocurre a menudo, sobre todo, a quienes vamos a contracorriente, en la lucha contra quienes planean matanzas que enriquecen los caprichos de magnates, pero no estoy solo, medita y acaba suspirando.

Cobra aliento porque sabe que la justicia de los ricos de bolsillos es miserable para con los ricos del alma. Aprovecha y hecha más piedras preciosas dentro del pecho. Las voces del mundo que claman a favor de sus abrazos le siembran más humildad y gratitud y fuerza.

Las mentes sombrías quieren alejarle la luz prometida: las rejas debían desaparecer pronto, dentro de dos semanas las puertas pudieran abrirse para rasgar el anhelo de sus brazos, pero en el norte solo le ofrecen un frío seco a sus alas.

La familia es un trópico que le prohiben. Los amigos son un lujo que le alejan. Las lógicas legales y razones humanitarias no son lecturas comprensibles para entrañas lúgubres, que maquinan cómo enviarlo de regreso al lugar sin flores donde le rompieron los abrazos.

Continuará la prisión más allá de la cárcel, porque quién no sabe que la libertad sin amor no existe y que el toque familiar liberta, ampara, anima, revive, hace falta.

Menos mal que René sabe de los abrazos intangibles, de esos que se dan mente adentro, donde no hay sombra que corte esa lluvia de luz que le irriga cada vena.

Esta entrada fue publicada en Con luz propia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s