Lajas

Benny Moré vivió en Vertientes y le dedicó letra en su reportorio.

Pero hoy parece que ese pueblo de Camagüey que lo vio cortar caña, cantar y reír no está satisfecho y compite por granjearse un epíteto comparable al lugar natal del Benny: Lajas.

Vertientes es el pueblo de las lajas. En las paredes de portales, cuartos, baños, terrazas, en mesetas, como piso de patios, tapias; finas, anchas, pequeñas, inmensas… Vertientes es una gran laja.

Claro, hay quien se opone a las lajas o, mejor dicho, al mal uso de ellas. Indolentes las empotran en paredes del casco histórico de Camagüey, otros abusan de ellas y hacen de los alrededores de las casas un sitio tan blanco que estalla a los rayos del Sol. Pero nadie niega que en Vertientes crece un rasgo identitario, que incluso se exporta a otras provincias.

Vertientes es, sin dudas, otro rincón querido donde el Benny también nace de una forma distinta: igual entre lajas, pero lejos de Santa Isabel.

Esta entrada fue publicada en Con luz propia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s