Chica sexy, sexy

Un retoño, bello, tierno, vital… Así era ella. Sus curvas desviaron el tránsito, cada chofer, cada transeúnte, cada pupila cargada de testosterona admiraba aquel “paisaje” cubano. Entonces, en pleno pavoneo, alguien le espetó un piropo nada galante a toda voz y ella, con toda la vitalidad de su garganta, soltó, más que palabras, fieras de pantano entre la beldad de sus labios.

Hay retoños, mijito, que tienen alma de árbol seco”, sentenció mi abuela, y un atractivo nuevo caló adentro. Sí, porque hay ideas que echan primero flores y después raíces, pensamientos que se saben, se dicen, pero que con ciertos hechos se funden en el ser y cambian de veras la visión, como sucedió en aquel instante: mi abuela era hermosa, y yo no le temía a lo que pensara Freud.

Sus manos añosas preparaban la comida del restaurante más buscado por transeúntes y choferes del pueblo, sus labios arrugados eran fuente de beldades más que de palabras, las curvas de su cuerpo habían dejado el protagonismo a las ondulaciones de su alma, y sin dudas, esas curvas de alma adentro me parecían más preciosas que las de caderas y pechos.

Mi abuela, sonriente como la más sexy de las chicas, me lo dejaba muy claro: La belleza pierde su encanto cuando la vanidad la exhibe.

Esta entrada fue publicada en Con luz propia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Chica sexy, sexy

  1. Liset dijo:

    Muy lindo, como todo lo que publicas. Gracias por tu sensibilidad y por saber apreciar lo importante. Cuando haces cosas como estas me siento orgullosa de ti. Un abrazo

    • rogelio86 dijo:

      Mi Linda, mi sexy, sexy, preciosa eres tú que sabes apreciar la sensibilidad y valorar lo importante. Muchas de las cosas que hago las hago para ti, Dios lo sabe. Alabado sea Él que permitió este primer comentario tuyo en A gotas de luz. Contigo aquí el nombre de la bitácora cambia porque ya la luz no viene a gotas, se desborda. Un abrazo lleno de abrazos.

  2. josé dijo:

    Maravillosa forma de entregar admiración a una mujer, en esta caso a una abuela.

    • rogelio86 dijo:

      Gracias, José. Qué mejor que admirar las buenas curvas de las mujeres, ¿verdad? Sobre todo, si esas curvas hermosas son las del alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s