Razón para palpitar

Cuba, con sus bajas y altas, comprendida e incomprendida; la novia, con sus virtudes y defectos; la familia, con sus críticas y sus halagos; los amigos, con sus ausencias y presencias; el trabajo, con lo cuitativo y lo cuantitativo en contínuo combate; el hombre pobre de la misma esquina; la mujer gorda que no cabe en el pasillo lleno de la guagua; el gato, el perro, las gallinas, las plantas del jardín… Hay que aprender amar. Amar es la única manera de vivir bien, de vivir mejor. La única forma en que un corazón merece la virtud de sus latidos es si los usa para amar.

Esta entrada fue publicada en Con luz propia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Razón para palpitar

  1. Pingback: Razón para palpitar « Blogalidad Camagüey

  2. Pingback: Razón para palpitar « Blogalidad Camagüey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s