Me gradué otra vez

La familia que viene de otra provincia; el padre que por mucho entrenamiento ocular del machismo siempre suelta sus lágrimas; los amigos en el público, los que no pudieron llegar; los profesores; el tribunal; las palabras del tutor… Toda la película se repetía ante mí con el sabor mejorado de la relectura.

Ella estaba espléndida, especial para ese día. Los nervios de todos se fueron desenredando al ritmo de su voz, y después de cada frase me daba cuenta de que las defensas de tesis son esos pocos momentos donde se prueba cómo hasta los vestidos de estreno palidecen ante la belleza de adentro.

Con los cinco puntos se zafaron los abrazos y ahí, con dos años de graduado en esa misma Universidad, sentí el mismo alivio después del estrés, la misma alegría, el mismo extraño sabor del mundo nuevo que aparece cuando estás en el mismo sitio, pero sientes que ya no perteneces más a él. Allí defendía ella su título de Licenciada en Psicología, y aunque nadie lo supo y nadie podía felicitarme, yo también volví a graduarme.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Con luz propia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Me gradué otra vez

  1. Ivette dijo:

    Muchas felicidades a Lisi!!!!!! Capacidad de sobra tiene para alcanzar lo máximo en cualquier aspecto de la vida.
    Un beso muy grande para ella

    • rogelio86 dijo:

      Muchas gracias, Ivette. Razón no te falta en cuanto a Liset. Además una de sus virtudes más útiles para el éxito en la vida es que sabe ser amiga y por eso no le han faltado las manos amigas a sus alrededor. Me atrevo a mandarte un abrazo en su nombre porque sé lo mucho que se quieren y otro de mi parte también. Qué alegría que apareces otra vez en A gotas de luz.

  2. El rogeeeeeeeee. A mi me sucedió parecido el otro día cuando tuve que hacer de tutor en la tesis de una amiga. Me sudaban las manos, me comía las uñas, me emocionaba con el dictamen de los profes, en fin. Muchas felicidades para la Psicóloga y para ti que tienes el alma noble. Dios te mantenga intacta esa capacidad de asombro, de conmoverte.

    • rogelio86 dijo:

      Luis, gracias, compadre. Dijo Kapuscinski que: “Para no estancarse, para sacudir la rutina, para seguirle la pista a la realidad que todos los días se reinventa, el buen periodista mantiene su capacidad de asombro tan intacta como sus sueños”. No creo que sea solo aplicable al periodismo, sino a la vida toda. Quien pierde la capacidad de asombro pierde de cierta forma la vida. Dios permita que sean cada día menos los poco sensibles, que se pierden momentos tan interesantes como esos donde a uno le sudan las manos, se come las uñas, se emociona por el dictamen de los profes… y la tesis es de otra persona. Un abrazo.

  3. Enrique dijo:

    Bueno, Rogelio, pues felicidades a los dos. Es una gran noticia que esperábamos todos los amigos.

  4. Qué bueno, Ro, que tienes esta segunda graduación…aunque…eso significa que ya no vendrás tanto por Santa Clara????? uf!
    de todas formas me alegro por los dos. Felicidades!

    • rogelio86 dijo:

      Leydi, gracias. Fueron días de corre, corre hasta el mismo día de la discusión de la tesis, pero gracias a Dios, todo salió muy bien. Ley, cuando salí esta vez de la UCLV creo que sentí la nostalgia que a lo mejor sintieron los demás que no regresaron tanto como yo; ahora me siento un poco más lejos de Santa Clara, pero siempre estaré dispuesto a volver a la más mínima oportunidad. Tu tierra, Ley, me llenó de joyas sublimes, joyas tan queridas como tú. Un abrazote.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s