Cuba cambia

cuba cambiaHace años que no sé de ellos porque, debido a los archiconocidos problemas en Cuba de conexión a la Internet (nacida y manejada en su mayoría desde los Estados Unidos), perdí por años el acceso al correo en Gmail, por donde me comunicaba con varios miembros de una brigada argentina de solidaridad con Cuba.

Pasó el tiempo, pero no se borran de mi mente aquellas palabras dichas con el peculiar acento: “Ustedes se quejan del transporte, de la comida, de la vivienda, porque no los tiene en los niveles que quisieran, pero esos problemas no son nada comparados con los paraguayos que viajan a Argentina para conseguir trabajo como esclavos en lugares donde viven hacinados trabajando por una miseria más de 12 horas al día…

Ustedes no tienen niños durmiendo en las calles, ni drogas en cada esquina, ni salen de sus casas y tienen que lidiar con vagabundos en la puerta que te piden limosna…

En Cuba hoy se vive como en Argentina vivían mis abuelos hace décadas. Pedir sal, azúcar, o cualquier cosa al vecino, saber quién es en detalle, cómo vive, visitarlo con frecuencia, conversar con cualquiera en el transporte público… Eso es parte de la memoria de algunos argentinos, y ustedes los cubanos lo tienen todavía”.

Han pasado unos años, no he sabido más de ellos, no he podido saber de primera mano si con Cristina, Argentina ha salido de aquella penosa situación de esclavismo en pleno siglo XXI, si ya no hay niños durmiendo en las calles o si la droga no está a la vuelta de la esquina.

El tiempo pasó también por Cuba. La gente se sigue quejando del transporte, la comida, la situación de la vivienda… Pero hoy, a causa de las diferencias sociales cada vez más notables, hay quien se torna menos comunicativo con el vecino, peor hay quien desdeña. No todo el que recibe de “afuera” o el que va de misión se mantiene como aquel paisano cercano que un día fue.

Cuba, su socialismo, su pueblo tienen delante el reto de impedir que las diferencias de bolsillos laceren las riquezas del corazón que otras naciones nos celebran. Cuba cambia, pero solo si los cambios como la oferta y demanda y el trabajo por cuenta propia conducen a la felicidad y el progreso de toda la nación merecen la pena fomentarlos.

Cuba cambia, pero no quiero que mañana esté frente a la casa de mi novia el alcohólico deambulante que, de vez en vez, pernocta en el portal. Ni que el salario promedio mensual de una oficinista sea insuficiente para comprarle a su hijo adolescente un pitusa.

Cuba cambia, pero si no defendemos la “dignidad plena del hombre”, como lo soñó Martí, nuestra república será presa más fácil ante las “encantadoras” fórmulas de progreso que los Estados Unidos le proponen desde hace siglos, a fin de subyugarla para siempre.

Es mucho más difícil luchar contra las ideas que contra las balas, y los cubanos no somos los únicos especialistas en usar el pensamiento como arma.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Con luz propia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Cuba cambia

  1. Es cierto lo que refleja este post. Realmente debemos conservar todo lo bueno que tiene la cultura de este país y la sociedad toda, mas también hay que cambiar muchísimas cosas, especialmente para el bien de las personas que producen y lucha por el bienestar de la nación.

    • rogelio86 dijo:

      Fidel, gracias por tu comentario. Aunque hemos perdido bastante, mucha riqueza nos queda por proteger y multiplicar. El reto que tenemos por delante no es menos glorioso que el de los mambises o guerrilleros; mientras más pronto seamos conscientes de ello y hagamos mayores esfuerzos por llevar a Cuba de luz en luz, más rápido alumbrará para nosotros ese bienestar que nace del que se identifica con su tierra y lucha por ella día a día. Un mundo mejor es posible hoy mismo, ¿no crees?

  2. ¿Pueden ellos garantizar que cosas como estas no ocurran? ¿Me van a convencer a mí de que ellos van a hacer esfuerzos serios para garantizarlo? Si no han sido capaces de hacerlo con los que varias veces intentaron y en alguna ocasión lograron destruir naves cubanas en pleno vuelo, algunos de cuyos autores residen felizmente en Miami, ¿quién me garantiza a mí que sean capaces de tomar medidas serias para impedir que dentro de algún avión haya algo que pueda hacer daño en el lugar de destino?

    • rogelio86 dijo:

      Amigo, los Estados Unidos han demostrado a través desde 1959 hasta ahora que por tal de derrocar el socialismo en Cuba son capaces hasta de asesinar personas inocentes, mientras los cubanos hemos tratado de garantizar no solo que los aviones estén libres de peligro, sino todo tipo de vehículo y lugar de esta isla. Cualquier duda solo basta recordar el caso de los Cinco, que a costo de sus vidas cuidaban a los pueblos cubano y norteamericanos que, como bien dices, viven felizmente en Miami. Pero pensemos que, como dice un refrán: “No hay mal que dure mil años ni cuerpo que lo resista”. La injusticia un día acabará, hay que tener fe.

  3. Bennie Fox dijo:

    No hay duda que al estar unidos se puede mejorar la posición negociadora de la región y permite la integración de agendas para aprovechar eficientemente las oportunidades que presenta para cada uno la firma del TLC.

    • rogelio86 dijo:

      No somos muy diferentes, los pueblos de América Latina, a una familia de muchos hermanos. Por eso debemos conocernos a fondo, hablar con sinceridad, buscar nuestro bienestar a través de la ayuda mutua, algo que creo difícil a través del TLC, lleno de recetas neoliberales que ya vimos fracasar en un país tan prometedor como Argentina. Hasta ahora, me gustan mucho más las propuestas de organismos como el ALBA. Pero familia al fin, cada quien es libre de elegir lo que crea más conveniente. Nadie piensa igual a nadie, pero el intercambio familiar trae el consejo oportuno para decisiones importantes como puede ser la integración a determinada organización comercial, es por eso que la unidad es premisa vital para estos tiempos donde no solo Cuba cambia, sino todas nuestras repúblicas. Un abrazo.

  4. y tiene razon los estados unidos, cuba es un pais mendigo y terrorista, un regimen totalitario socialista gobernado durante decadas por el asesino fidel castro que llego al poder dando un golpe de estado y una guerra civil . es una pena que en cambio españa por culpa de la izquierdona rancia y trasnochada que padecemos (psoe e izquierda desunida ) no luchen para que cuba se incorpore al capitalismo , al progreso y a la libertad, da verguenza ajena el moratinos cada vez que abre la boca para defender el regimen. solo espero y pido a dios que el dia que cuba sea un pais normal, los cubanos recuerden a todos estos mierdas que teniamos en españa defendiendo a sus opresores.

    • rogelio86 dijo:

      Usar capitalismo como sinónimo de progreso es una idea con más baches que los que tenemos en nuestras calles cubanas, que como se puede ver tampoco es el ideal de progreso y felicidad, entre otras cosas, gracias a esa ferocidad del imperialismo norteamericano que, con ganas de derrocar al sistema cubano lo único que nos ha dado al pueblo es más dificultades.
      Mira, el socialismo no es el paraíso, cierto, pero esos eslogans de que capitalismo es igual a progreso y libertad son pura pantalla, si no que se lo pregunten a muchas repúblicas de África, América Latina y Asia. ¡Ah! También se les puede preguntar a los millones de pobres que conviven junto a los millonarios en países desarrollados y con economías emergentes.
      Me parece muy absolutista, por ende, inválido, culpar a la izquierda española de toda la crisis en ese país. La crisis allá tiene raíces mucho más complicadas que no obedecen solo a una vertiente política.
      ¡Ah! En cuanto al golpe de estado y la guerra civil liderados por Fidel, no sé que sustento histórico encuentras para hablar así, cuando la mayoría de la población cubana apoyó a la Revolución. Solo tienes que pensar que dos años después del triunfo fueron miles los que se alistaron para combatir por el socialismo en Playa Girón.
      Cuando dices un país normal, además de pensar en la libreta y otras peculiaridades que ciertamente aún padecemos, también espero que pienses en la anormalidad de bloqueo que Estados Unidos mantiene contra Cuba. Es algo único en el mundo.
      Yo también le pido a Dios que nos ayude a todos, cubanos, españoles, norteamericanos para ver si lo antes posible tenemos todos países llenos de progreso y libertad, cultos y solidarios, pero no creo que las políticas sean en sí mismas las soluciones a estas dificultades.
      Gracias por compartir tus criterios en este blog, ávido al intercambio.
      Un abrazo.

  5. gold price dijo:

    Un elemento esencial en esta agenda es la liberación de los Cinco luchadores antiterroristas cubanos, cruel e injustamente presos o retenidos en este país. Un acto de justicia o, al menos, una solución humanitaria concitaría la gratitud de mi pueblo y la respuesta de nuestro Gobierno.

    • rogelio86 dijo:

      Sin dudas, la liberación de los cuatro cubanos de los Cinco que aún quedan presos sería un buen cambio más que para Cuba, para los Estados Unidos, cuya política mantiene este injusto encarcelamiento. Seamos constantes y tengamos fe porque, como dice el refrán, “la mentira puede correr mil años que la verdad la alcanza en un día”, y algún día la verdad tendrá tanto peso que ni siquiera toda el cerco mediático sobre el pueblo norteamericano podrá silenciar el reclamo por los Cinco.

  6. Young Maxwell dijo:

    “En Cuba hoy se vive como en Argentina vivían mis abuelos hace décadas. Pedir sal, azúcar, o cualquier cosa al vecino, saber quién es en detalle, cómo vive, visitarlo con frecuencia, conversar con cualquiera en el transporte público… Eso es parte de la memoria de algunos argentinos, y ustedes los cubanos lo tienen todavía”.

  7. Ya les dije en una de las intervenciones que teníamos que saber distinguir entre lo que debíamos hacer para salvar la patria, la Revolución y las conquistas del socialismo, y lo que debíamos hacer para perfeccionar el socialismo. Y nosotros sabremos cumplir esos deberes. Haremos lo que sea necesario hacer para salvar la patria, para salvar la Revolución, para salvar los principios del socialismo; pero lo que hagamos lo haremos en orden, porque lo que queremos es salvar y no destruir, y si para salvar hay que destruir, preferimos que nos destruyan junto a lo que hemos hecho, junto a lo que hemos creado.

    • rogelio86 dijo:

      Gabriela, gracias por recordarnos en A gotas de luz este fragmento del discurso pronunciado por el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, en la clausura del IV Encuentro del Foro de Sao Paulo, hace 10 años en La Habana. Ojalá todos los cubanos, los que residen dentro de la isla y los que viven fuera de ella, hagamos todo lo posible para salvar la patria en un mundo que avanza gracias al esfuerzo de muchos que alimentan el disfrute de unos pocos. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s