Amor es Revolución

cuba amor revolución
¡Asco de política! Aquí mucha gente incapaz y macabra, allá mucha gente pérfida e inepta. Aquí los que aman no tienen el poder, allá tampoco.
Gente pagada para cazar desde el Norte a blogueros jóvenes que critican las malas prácticas en la Cuba socialista, gente pagada en Cuba para vigilar a gente que no es socialista.
¿Quién se interesará por Cuba con amor?
Cuba es más que ser de izquierda o de derecha.
El que tiene el carnet del Partido y no ama a su prójimo, no es revolucionario.
No es revolucionario el que aprovecha los cambios en Cuba como las leyes de usufructo para hacerse terrateniente en perjuicio de los pequeños agricultores, ni el que llena la cara del humilde con el polvo de su estatal auto moderno, ni el que le llama “lucha” al robo y lo justifica, ni el que miente, ni el que se ensalza, ni el que desangra con críticas a su país, a su gente.
No quiere a Cuba ni a su pueblo quien, con la excusa de destruir el socialismo, colabora con quienes apoyan medidas que nos limitan de comida, de medicamentos, de tecnologías…
Quien busca divirnos no nos ama.
¿Cómo puede amarnos el que aplaude a quien nos asfixia, da lo mismo desde dentro de Cuba que desde afuera?
Amar a Cuba es emplear todos los esfuerzos posibles para auxiliar a su gente a progresar en el deporte, en las escuelas, en los hospitales, en la libre expresión, en las mentes, en los estomágos.
Ayudar a los cubanos y respetarles sus orientaciones ideológicas es algo difícil, pero es revolucionario, porque el respeto surge del amor, y amar es revolucionar al mundo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Con luz propia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Amor es Revolución

  1. Bloguero cubano clama exasperado: ¡Asco de política!

    Rogelio, autor del blog A gotas de luz, está alterado al parecer. Lo digo porque en su ultimo blog se expresa como alguien que está en la sima del cansancio. A quien le cuesta mucho alcanzar esa otra cima que el amor, sin apellidos, le regala a quien la conquiste.

    Desde hace algunos meses aquí en El Timbeke le damos espacio a los blogueros jóvenes cubanos, que se expresan fuera de sus respectivos medios de prensa, donde se ganan el salario que les pagan, con la tinta de sus plumas, el teclado de sus computadoras, y el alcance de su imaginación.

    El Timbeke no se siente aludido por eso de “gente pagada para cazar desde el Norte”, aunque vive en Estados Unidos, que está al norte de Cuba, y su autor también gana un salario, no para “cazar” a nadie y mucho menos a gente joven, llena de buenas intenciones, cargada de poesía, y con mucho camino que andar.

    El Timbeke no se da por aludido y por eso reproduce A gotas de luz, con su particular interpretación del amor, de lo revolucionario, su aparente preocupación por quien lo vigila y su exasperado reclamo de paz.

    Tranquilo Rogelio, tranquilo. Hay que aprender a vivir con todos, para el bien de todos, sin exclusiones, sin ofensas y sin temores por el qué dirán…

    ¡Asco de política! Aquí mucha gente incapaz y macabra, allá mucha gente pérfida e inepta. Aquí los que aman no tienen el poder, allá tampoco.
    Gente pagada para cazar desde el Norte a blogueros jóvenes que critican las malas prácticas en la Cuba socialista, gente pagada en Cuba para vigilar a gente que no es socialista.
    ¿Quién se interesará por Cuba con amor?
    Cuba es más que ser de izquierda o de derecha.
    El que tiene el carnet del Partido y no ama a su prójimo, no es revolucionario.
    No es revolucionario el que aprovecha los cambios en Cuba como las leyes de usufructo para hacerse terrateniente en perjuicio de los pequeños agricultores, ni el que llena la cara del humilde con el polvo de su estatal auto moderno, ni el que le llama “lucha” al robo y lo justifica, ni el que miente, ni el que se ensalza, ni el que desangra con críticas a su país, a su gente.
    No quiere a Cuba ni a su pueblo quien, con la excusa de destruir el socialismo, colabora con quienes apoyan medidas que nos limitan de comida, de medicamentos, de tecnologías…
    Quien busca divirnos no nos ama.
    ¿Cómo puede amarnos el que aplaude a quien nos asfixia, da lo mismo desde dentro de Cuba que desde afuera?
    Amar a Cuba es emplear todos los esfuerzos posibles para auxiliar a su gente a progresar en el deporte, en las escuelas, en los hospitales, en la libre expresión, en las mentes, en los estomágos.
    Ayudar a los cubanos y respetarles sus orientaciones ideológicas es algo difícil, pero es revolucionario, porque el respeto surge del amor, y amar es revolucionar al mundo.

    • rogelio86 dijo:

      Pablo, gracias a Dios, estoy muy lejos de la sima del cansancio y mucho más cercano a la cima del amor de lo que usted interpretó. Sí me molesta la politiquería venga de izquierda o de derecha, y la mediocridad tenga el apellido que tenga. Lastimosamente los cubanos, los de aquí y lo de allá no hemos cultivado el amor de ser cubanos, de ser hermanos de sangre y de patria por encima de todo.
      No me caben dudas que hay gente en las dos orillas dedicadas a la caza de la palabra picante. ¡Lástima que no haya tanto espacio para la palabra dulce y educativa!
      Te soy sincero, me preocupa más la gente de aquí que mira con malos ojos nuestras letras y espíritus revolucionarios en vez de mirarnos como los arquitectos y albañiles del futuro que somos, y no nos apoyan con toda su alma a construir una Cuba mejor. Pero eso no quita que también me duela que haya cubanos fuera de nuestro país que en vez de ayudarnos, bajo el manto del odio que le tienen a Fidel y Raúl, ahogan a su pueblo, a sus propios hermanos. En vez de ayudar a la comunidad internacional que tenga una imagen correcta de Cuba hablan hasta por los codos toda clase de peste contra su propia patria. Hay que ver cómo la gente habla en las redes sociales.
      Pablo, Jesucristo enseñó claro que el segundo gran mandamiento es amar al prójimo como a uno mismo, o sea, que si uno no se quiere a sí mismo, ¡cuán pobre amor podrá darle al prójimo! Uno puede estar en contra del gobernante, pero eso no implica arremeter contra toda Cuba, y hay quien lo hace.
      Cuando digo: “¡Asco de política!” lo que me refiero es a que no está levantada sobre el amor verdadero al prójimo y a la patria, sino sobre intereses personales, egoísmos, posturas ideológicas contrapuestas y en antagonismos; lejos de eso deberíamos estar todos sin importar el lugar donde estemos, porque todos somos cubanos. La Cuba de hoy y del mañana es nuestra y es casi un pecado creer que alguien la arreglará por nosotros, si nosotros, todos, no nos fortalecemos en la unidad que solo produce el amor es muy poco probable que Cuba sea próspera y buena como la soñó Martí.
      Estoy tranquilo, Pablo, inconforme, pero tengo la paz, no la que da el mundo. Yo sigo el consejo de su tocayo apóstol cuando le escribió a los efesios: “Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestra ira, ni deis lugar al diablo”.
      Saludos.

  2. El pasado domingo, el semanario alemán Der Spiegel reveló que en el 2010 la Agencia de Seguridad estadounidense (NSA por su sigla en inglés) intervino el correo electrónico de Felipe Calderón, quien gobernó México desde el 2006 a al 2012 por el Partido Acción Nacional (ahora opositor y el mismo al que adhería Fox).

    • rogelio86 dijo:

      Gordon, como revela tu comentario del artículo del semanario alemán: La humanidad está enferma de desconfianza. En la desconfianza no hay amor, sin amor no hay progreso posible. Amémonos los unos a los otros y revolucionemos al mundo.

      • Cada quien ama como puede y si el solo hecho de amar de manera diferente te produce un pequeño rechazo, que no haría si estuvieras en el pellejo y el cerebro de esos cubanos que le quitaron todo hasta la libertad mataron familiares y le frisaron la vida es fácil pedirle a otro que ame cuando, Yo no he caminado con sus zapatos, odiar es un sentimiento bien humano y algunos llaman amor en lo que ven que carece otro, solo para no fijarse lo que carecen ellos, no se puede amar desde falsedades y posturas ambivalentes y poner en balanzas iguales al que odia al régimen satánico y a los mafiosos que se apoderaron de Cuba y la han destruido como mínimo es una ignorancia mayor por no decir otra cosa

      • rogelio86 dijo:

        Es cierto que no se puede amar desde falsedades y posturas ambivalentes, que el odio es (desafortunadamente) bien normal en los seres humanos, que no es fácil amar al que te dañó, que cada quien ama como puede, pero el amor del que yo hablo, el amor verdadero que da Dios, revoluciona el mundo. Solo el verdadero amor sabe perdonar. El perdón puede doler mucho, pero es imprescindible en el camino a la felicidad.
        El amor nos hace falta a todos: a los que odian “al régimen satánico y a los mafiosos que se apoderaron de Cuba”, porque entre esos bandos de poder y sus luchas, quien más sufre es el pueblo de aquí.
        Disculpa si no coincido contigo, Elmonje, si creo que amar de veras es válido y necesario para todos, sea cual sea su ideología, pero creo que el mundo solo puede ser mejorado a través de un credo poco practicado por muchos gobiernos: el amor a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo. Lo que pido, Elmonje, es mesura, sabiduría y mucho, mucho amor.
        Saludos.

  3. Pingback: Amor es Revolución | Blogalidad Camagüey

  4. Eleidys dijo:

    amigo, cuando leo tus comentarios veo más que simples ideas, pensamientos, o ideologías, veo un sueño poco alcansable en este planeta, sí, creo que amor es revolución, pero los hombres soñadores a lo largo de la historia han luchado por un lugar mejor para vivir. pero a pesar de las luchas, cambios y mejorías, parece que no encuentran el sistema perfecto para vivir en paz y amandonos unos a otros. No se trata de socialismo o capitalismo, solo un gobierno creado no con manos humanas nos dará el sueño anhelado.ese si es perfecto. Este es mi sueño. ayúdame a compartirlo para que muchos ciudadanos formen parte del reino de Dios.

    • rogelio86 dijo:

      De eso se trata, amiga, de que la mano humana ha demostrado su incapacidad para construir el gobierno de Amor. Solo el Amor puede llenarnos, porque contrario a lo que muchos creen: somos seres de amor, fuimos hecho para amar. Del amor nacen nuestras mejores obras. Amor es Revolución se basa en Cuba, pero quiere demostrar que como mismo “Cuba es más que ser de izquierda o de derecha”, la felicidad implica un estilo de vida revolucionario. Y a ese estilo no se llega con políticas humanas. Para mí está claro: mientras más nos gobierne el Amor más cerca estaremos del Reino, y mientras más estemos comprometidos con el Reino más feliz hacemos este peregrinar. Al final, al final el sueño de la completa felicidad sí se cumplirá en este planeta. Por tanto, vale la pena entrenarse cuanto antes y lo mejor posible en el Amor, ¿no crees? Un abrazo de Luz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s