Letra prohibida

letra prohibida gotas a luzEstoy a punto de no escribir más en el periódico.
“Escribiste del huevo de gallina y se perdió, de los productos de la Casa del Lácteo y volaron, del arroz y no encontré más a $3.50, oye, antes de que escribas de algo más de comida, avísame para comprar primero”…
Mi amigo y colega concluyó el comentario con una sonrisa, de hecho, estuvo sonriendo todo el tiempo mientras me comentaba que lo mismo le habían dicho unos amigos del barrio.
¿Por qué no hablaron del reportaje de la carne de res? ¡Ah! Ya, porque esa está perdida desde hace décadas. ¿Pero por qué no recuerdan los trabajos críticos, por ejemplo, sobre el huevo, que publicamos en el mismo rotativo?
Menos mal que muchos llaman al periódico felicitando los trabajos con letras descarnadas, tal como el pueblo las merece, sin escondrijos.
Estoy seguro de no inflar globos y tocar platillos ante las producciones de alimentos en una provincia que ahora iguala lo obtenido en los años ’80 del siglo pasado. Pero sucede que desde entonces no se llegaba a los récord, conseguidos casi todos por aquel entonces. Sí, sucede treinta y pico de años después y con una población mayor, pero, ¿qué puede hacer el periodista si la caja no cuadra con el billete?
Los periodistas informamos y analizamos la situación, pero no ejercemos, menos en Cuba, ninguna influencia directa en la distribución de alimento alguno ni en decisiones empresariales para el auge de algún producto.
Les aseguro que no tengo poder alguno para desabastecer los mercados ya desbastecidos, no tengo manera de llenarlos tampoco, así que he aquí la impotencia de mis letras, entonces, ¿por qué tildar al periodista o a la prensa?letra prohibida gotas luz
La prensa cubana tiene mil lagunas, pero ni ella ni ninguna en el mundo, que yo sepa, está para arreglar las cosas, para analizarlas y denunciarlas sí, pero el poder ejecutivo y legislativo nunca reside en ella por más cuarto poder que se le quiera llamar.
Pero el cubano arremete contra lo que ve. “¿Para qué sirve Cuba dice?”, dicen algunos, otros alegan: “Cuba dice dice y dice y todo sigue igual”.
Cubanos, por favor, pidamos ese tipo de cuentas a los gobernantes y no a la prensa. Pidámosle a la prensa no hacer loa de alimentos si hay escasez, pero no le pidamos callar la información de los resultados, pidámosle a la prensa educar, que casi no lo hace, entretener, porque tiene pocos espacios para eso, redacciones más sueltas, más frescas, contemporáneas, inteligentes y persuasivas, pero desprovistas de teque.
Tengamos las cuentas claras, porque así se conservan amistades.
Sé que no tengo nada de augur, pero por si acaso ya tomé provisiones y le dije a mi colega que mi próximo trabajo será sobre la carne de cerdo. Sobre las inestabilidades de este alimento, vale aclarar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Con luz propia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Letra prohibida

  1. Dicho y escrito con honestidad y claridad. Lo justo. Felicitaciones. Lo “robo” y reproduzco todo lo que pueda.

  2. Al Mendron dijo:

    Nuestro pais y La India,son los unicos paises de este mundo,donde las vacas son considerados animales sagrados,tal es asi que si sorprendes a tu mujer acostada con el vecino ,y lleno de furia y celos lo matas,te tocan como minimo unos cinco anos de carcel,que si te portas bien en tres anos estas en la calle.Ahora si convertido en furtivo matarife te sorprenden traficando con carne de vaca,la justicia socialista te condena a cerca de veinte anos de prision.Seria interesante averiguar quien establecio la ley de que los toros y vacas eran alimentos prohibidos para nuestros estomagos,con esta medida era para que existiesen en Cuba cien vacas por cada persona,pero no es esto lo que ocurre,cada dias hay menos reses en los potreros y las vacas del socialismo en vez de dar carne y leche lo unico que dan es lastima.Nada que con una economia planificada si vivieramos en el Sahara,ya hace unos anos que tendriamos la arena planificada a dos bolsas por persona una vez al mes.

    • rogelio86 dijo:

      No soy especialista en leyes, pero según me han aclarado ellos, no es que en Cuba una persona valga menos que una res, sucede que la mayoría de quienes hurtan, sacrifican y comercializan carne de res tienen otras agravantes que conducen a una sentencia dura. Aunque también me explicaron que las penas son altas en Cuba por matar a alguien, y me comentaron sobre las diferencias entre homicidio y asesinato, opino que deben se aumentadas y, sobre todo, no se debe dar libertad condicional tan pronto a alguien que le haya quitado la vida a un ser humano. Sé la necesidad de proteger las reses, porque lo cierto es que en los ’90 desaparecimos un gran por ciento del ganado cubano, pero igual de necesario me parece motivar la ganadería, invertir en ella; legislar sobre la protección del ganado, sobre el maltrato, lo preciso de mejorar la genética, etc. son aún asignatura pendiente. La planificación no es la caja de Pandora, los malos planificadores sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s